domingo, 1 de marzo de 2009

En Turre, Marcha organizada por los bomberos

Las previsiones meteorológicas, afortunadamente, se fueron al traste y la jornada del domingo ha amanecido esplendida.
Me levanto temprano, cojo mis "bartulos" ciclistas y pongo rumbo hacia Turre donde el cuerpo de bomberos ha organizado una marcha "exclusivamente" cicloturista por el término municipal, con Sierra Cabrera de testigo.
Desconozco dónde se encuentra el Parque de Bomberos, circunstancia que me lleva a hacer unos cuantos kms. más de la cuenta. Al final, un amable turrero me lo indica y a las 8:45 llego al lugar.
Allí me reencuentro con "la peña" ciclista-Patrik de Garrucha, Michel de Cuevas, Gerardo de Turre, el bloque de CDC Carboneras con cambio de "look" en su atuendo, casi irreconocibles en un primer momento, Andrés y Cía de Garrucha y un extenso etcétera hasta completar los 76 esforzados ciclistas que hemos tomado la salida.
Por parte pulpileña, se contó además con Iván -el cadete del CDC Pulpí que al término de la prueba sólo permitió que sólo 16 participantes llegaran antes que él- con Antonio Luis Guillén y los hermanos Muñoz.

A las 9 y media, con media hora de demora, arranca la aventura por los parajes de Turre: caminos rurales, carretera de subida a La Carrasca, senda de enlace con carretera de Gafarillos...
De ahí, bajada hasta el puesto de avituallamiento y desde aquí regreso hacia Turre, inicialmente por una rambla que nos juega una mala pasada.
Comienzo a bajar junto a dos ciclistas de Huércal-Overa -padre e hijo- y nos adentramos en una zona con pocas señales de haber sido transitada.
Mientras guardo la cámara de fotos, pierdo contacto con mis compañeros de rambla. Tengo la sensación de que ando perdido. No hay muchas rodadas en la rambla.
Muchos nos equivocamos de ruta y suerte que alguien, desde las alturas de la montaña se percató de mi error y me invitó a volver y tomar una ruta "alternativa" que acabaría, después de atravesar un bancal de cebada, en la ruta correcta.
Desde aquí hasta el final, ya siempre acompañados por unos o por otros, la ruta se completó felizmente.
El responsable de la llegada me comentó que había entrado en el lugar 47.
En la misma línea de meta, comentando avatares del recorrido con Míchel y otro " ciclista AG2R" descubro que este AG2R es mi amigo Juan de Mojácar, antiguo compañero de estudios en el Instituto de Cuevas. Hacía más de 35 años que no nos habíamos vuelto a ver. ¡Cosas del destino y del ciclismo!

Al concluir la jornada, refrigerio,
entrega de trofeos a los cinco primeros clasificados ¿no era exclusivamente cicloturista? y foto testimonial para el recuerdo de todos los participantes.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas Paco;
Fue divertido,como cada salida que hacemos, supongo...
Lo cierto es que yo me temia que la "Marcha cicloturistica" terminaria siendo lo que fue. Apesar de ello contentos. Ya he visto en las fotos que te despistastes en la rambla, parece ser habian desaparecido algunas señales.
Yo sufri mas por el ruidito que por el perfil, me llevaban los demonios. Fue limpiar la burra y desaparecieron todos...
Pasame algunas fotos.... Gracias.
Un abrazo.
Gerardo Martínez Cabello

Pedro Gª Carrasco dijo...

Excelente crónica, Paco, en un día propicio para los amantes de la mtb, en un entorno fantástico.
Aveces la belleza del paisaje, ...y la carencia de señales, nos han hecho disfrutar de algunos recovecos al margen de la ruta prevista.
Yo me he desplazado desde Terreros, junto a Cesar Serrabona, y Pedro José Gómez.
Espero poder saludarte en la próxima.

MAQUINOTE dijo...

paco,como siempre perfecto en tus relatos...
como me gustaria diponer de tiempo para acompañarte en alguna de estas salidas...pero todo llegara.

un saludo

francisco gimemez