sábado, 1 de diciembre de 2012

Mes nuevo, GPS nuevo

Llegó diciembre y después de casi dos semanas sin mi GPS al fin ya tengo en mi poder el nuevo GPS que Garmin me ha enviado después de haberles abonado la friolera de 122 euros por la teórica reparación de la pantalla que un porrazo de nada en la rambla de Erre por tierras de La Fuensantala llevó al traste tiempo atrás.
Pero no ha habido tal reparación. Garmin en esto se ha portado. Me lo ha sustituido por uno de nueva factura, a estrenar.
Y eso es lo que he hecho en esta jornada matinal, la primera jornada de diciembre.
Acompañado de Antonio Mtez Cervellera y de Antonio Oller me he metido entre pecho y "patitas" algo más de 61 kms.
Eso sí, tomados con la parsimonia que esta fría mañana de diciembre exigía.
No se trataba de hacer el recorrido en un pis pas -cosa que es improbable en estos momentos para mi condición física- sino más bien de "disfrutar" de la salida.
Y no cabe la menor duda que así ha ocurrido.
De salida, a las 9.00, tomamos rumbo hacia la EDAR de La Fuente y de ahí  a El Largo para dejarnos posteriormente caer hacia Los Lobos realizando todas las variantes habidas y por haber.
Rambla abajo a Villaricos y desde aquí, por el carril bici, rumbo hacia el chiringuito playero de Antonio el Chumbo.
Aprovechamos en la desembocadura del río los tímidos rayos solares matinales para realizar el avituallamiento de rigor y de nuevo en marcha hacia Villaricos para acometer el trayecto por carretera, excepción hecha de las variantes de El Calón, Cala Panizo y Pozo Esparto, hasta Terreros. 
En las escaleras de El Calypso probamos el vídeo y me dejo caer para ver qué tal queda el descenso. De vértigo. Como munca lo había hecho. ¡Qué bien baja la Scalpel!

video

La otra Scalpel, la de Antonio Oller, aún no se ha habituado a afrontar estas dificultades y, con muy buen criterio de su biker, ha culminado el descenso tal y como muestran estas imágenes.
video
A la altura de la rotonda de acceso al colegio de Terreros optamos por tomar la variante que nos conducirá a Gorreta.
El viento comienza a fastidiarnos un poco, pero esto no es impedimento para, después de atravesar la zona de invernaderos del Paloma, plantarnos a los pies de Gorreta con la intención se subir la cuesta a "plato".
Lo logro sin grandes dificultades, si bien el pulsómetro se dispara hasta las 174 rpm.

El "compact" funciona una vez más en todos los terrenos.
Superada la subida de Gorreta nos dejamos caer por el camino asfaltado de la Hoya y llegamos a Pulpí relativamente frescos pensando que mañana domingo puede ser otro gran día.



No hay comentarios: