domingo, 15 de marzo de 2009

Catorce "bikers" en la quedada pulpileña

Tal y como estaba previsto, la Glorieta se convirtió en el punto de partida de esta jornada ciclista que finalmente contó con 14 esforzados "bikers". Echamos en falta la ausencia de algún que otro ciclista que había anunciado que acudiría a la cita. Iván y Juan David -los más jóvenes, pero auténticas máquinas-, Juan, Bárbara -a pesar de que hacía mucho tiempo que no la veía pedaleando, la verdad es que anda fenomenalmente-, Alfonso, Jesús Ayala- menudo batacazo le sobrevino en el camino de bajada hacia las Cruceticas-, Francisco Toledo, Juan Terrones -está que se sale, máquina total y todo un extraordinario compañero de ruta y si no que lo diga Esteban- Míchel -acudió desde Cuevas- y Pedro García - al fin nos conocimos personalmnte y que vino acompañado de su sobrino Pedro Jesús de La Escarihuela, Paco "el carpintero de Guazamara" y Esteban de Cuevas.
La ruta, excepto en su tramo final -había algún que otro biker muy castigado- se ajustó a lo previsto.

Subida hasta Pozo Higuera, desvío hacia la rambla Nogalte hasta su final. Cruce de la carretera de Puerto Lumbreras a Águilas -la que conduce hasta el alto de las Cruceticas- y proseguimos adelante bordeando los campos de brócoli y lechuga hasta toparnos con el camino de acceso al circuito de MTB de La Escucha.

A partir de aquí se inicia el ascenso al alto de Los Jopos -así lo llamo yo-, cada uno a su ritmo y contando con Juan Terrones como "cámara oficial de la subida".

Sus vídeos se irán colocando una vez que yo sepa resolver unos problemillas técnicos.

Al final, en el alto, concentración de bikers antes de comenzar el descenso -más bien rompepiernas- un tramo complicado que concluiría en el Alto de las Cruceticas después de haber ido "cresteando" toda la montaña, haber contemplado un par de tortugas moras -como siempre, apartadas y alejadas del camino para proteger su superviencia- y haber asistido en la pedregosa bajada al batacazo de Jesús Ayala saldado con unos rasguños de nada merced a su casco.que impidió un "descalabro" mayor.

Desde la Cruceticas -con rampa inicial impresionante y nuevo punto de concentración- tomamos dirección a Los Arejos y aquí aprovechamos para coger agua de la fuente y hacer la última foto de grupo de la jornada.
A partir de aquí se opta por subir hacia Pulpí por la carretera de los Arejos a Pozo Higuera con Puerto Carril de por medio. De nuevo cada uno a su ritmo -hay que acompañar a Esteban porque ya va demasiado cascado- hasta coronar el puerto.

Llegados aquí, con 740 metros de ascenso acumulado, el resto de la ruta es totalmente descendente y el grupo se disgrega en grupitos: unos por Pozo Higuera y Rambla Nogalte y otros lo hacemos por la Hoya.

De cara al próximo domingo, la quedada se traslada a Cuevas y nos concentraremos en el Pabellón de Deportes.
Míchel,conocedor como nadie de los entresijos de la Sierra de Almagro nos conducirá por una ruta nueva por aquel paraje natural. Allí estaremos a las 9.00 de la mañana

4 comentarios:

raul dijo...

lo siento paco no pude ir porque la vici la tengo rota

Anónimo dijo...

ha sido un día tremendo, espero que el domingo sea todavía mejor, paco si surge cambio de hora o lugar de concentración , avisadlo. toledo

paco dijo...

Paco,es necesario el desplazarse a cuevas para una ruta?entiendo que sera atencion con biker de aquella zona.
Para mo seria mejor las salidas aqui en pulpi.
Voy intentar estar todos los domingos posibles con vosotros.

un saludo

Pedro Gª Carrasco dijo...

Sensacional jornada dominical, en compañia de un grupo no menos sensacional. Espero poder acompañaros en próximas quedadas. Saludos.